Normativa de Micropigmentación en Madrid

 
 

NORMATIVA DE LOS PIGMENTOS
(Real Decreto 1599/1997 del 31 de Octubre, disposición adicional segunda sobre productos cosméticos, modificado por Real Decreto 209/2005, de 25 de Febrero)

Los pigmentos deben estar autorizados por la Agencia Española de Medicamentos, que los asignará un número de registro, consistente en dos o tres dígitos y las siglas PE.
Los productos autorizados se pueden identificar, ya que en su etiquetado tiene que constar el número de registro citado antes. Así mismo, también tiene que figurar la información siguiente:

  • Denominación del producto

  • Nombre y dirección del fabricante o del responsable de la puesta en el mercado del producto

  • Contenido nominal

  • Número de lote de fabricación

  • País de origen, si está fabricado fuera de la Unión Europea

  • Lista de ingredientes

NORMATIVA DE LAS MAQUINAS Y ACCESORIOS
(Real Decreto 414/1996, de 1 de Marzo, modificado por el Real Decreto 1662/2000, de 29 de Septiembre)

Infección y contaminación microbiana
“Los productos y sus procedimientos de fabricación deberán diseñarse de forma que se elimine o se reduzca lo más posible el riesgo de infección para el paciente, para el usuario y terceros. El diseño deberá permitir una manipulación fácil, y siempre que esté indicado, minimizar la contaminación del producto”
Tanto los componentes de la máquina como los accesorios son desechables y de un solo uso y en su defecto esterilizables.

NORMATIVA DE LOS TÉCNICOS EN MICROPIGMENTACIÓN
(Real Decreto 35/2005 de 10 de Marzo, por el que se regulan las prácticas de tatuaje, micropigmentación, perforación cutánea y otras similares de adorno corporal)

A grandes rasgos se puede comentar que los establecimientos cumplirán una serie de requisitos respecto de la distribución de sus salas, con áreas de espera y trabajo diferenciadas, superficies de fácil limpieza y desinfección y la presentación de un consentimiento informado que deberá firmar el usuario, donde vendrán explicados tanto el tratamiento como los posibles riesgos y cuidados posteriores. Se exige a los técnicos que realicen un curso de técnico higiénico-sanitario homologado por el Ministerio de Sanidad , que lleven un atuendo apropiado para trabajar, se vacunarán de la Hepatits B y el Tétanos, y deberán disponer de conocimientos sobre riesgos laborales.